Frente a las opciones tradicionales y a las limitaciones del sistema financiero nacional, las criptomonedas estables o stablecoins se presentan como una nueva herramienta de ahorro para los argentinos.

Se trata de un tipo de activo digital cuyo valor está vinculado al de otro activo mediante una relación de paridad.